Tierra Amor y Libertad

Entradas etiquetadas como “patata de secano

Las técnicas del aporcado y la escarda

Escardar es la técnica en agricultura que significa arrancar las hierbas que nacen junto al cultivo y que son perjudiciales para su buen desarrollo. Esta mañana nuestro objetivo era liberar de hierbas a las recién nacidas plantas de patatas, la escasa lluvia y un par de riegos parece que las han sentado de maravilla y a día de hoy, 26 de mayo, casi todas han nacido. Aporcar significa echar tierra encima de los cultivos para que crezcan más tiernos. Con estas dos técnicas se consiguen plantas mucho más sanas, evitando que enfermen y dando mejores cultivos.


Primeros brotes de patatas

Primeros brotes de patata desiree

Primeros brotes de patata desiree

Apenas un mes despues de sembradas, las primeras hojas de patatas empiezan a brotar. En concreto las primeras que han salido han sido las del bancal en las que las patatas quedaron con una capa de compost más superficial.

El periodo de siembra de las patatas en la meseta norte, abarca, dependiendo de momento en que queramos obtener la cosecha, desde mediados de marzo a mediados de mayo. Nosotras lo hicimos el 17 y 19 de marzo, lo cual nos permitía aprovechar las lluvias primaverales y ahorrarnos el riego en ese periodo y liberarnos de tareas para el mes de abril y mayo en los que tenemos bastante trabajo en la huerta.

Plantar patatas en marzo supone asumir el riesgo de una helada tardía (el año pasado tuvimos días con temperaturas inferiores a cero grados hasta finales de abril). Este año a pesar de las lluvias las temperaturas están siendo bastante suaves, y crucemos los dedos para que lo sigan siendo durante las próximas semanas.


Siembra de patatas

P1010294

En estos tres años no nos hemos decidido ha sembrar patatas, en parte por el trabajo que llevan tanto en la siembra, como en la recolección periodo que coincide con el de mayor trabajo de siembra, riego y recolección del resto de hortalizas, como por los problemas de riego que hemos tenido, que no nos motivaban a ampliar el riego por goteo a nuevos bancales para cultivar patatas.

Aconsejado por un agricultor de la zona, el mismo que nos vendió la simiente de ajo este año, que sugirió que podíamos provar a sembrar patata temprana de secano. Supuestamente la patatas de secano (o con menos riego que las destinadas a su comercialización) tienen lógicamente menos rendimiento pero más sabor y duran más en la despensa. Así que dicho y hecho, abrimos en el mes de enero 200 m destinados a las patatas.

El terreno estaba bastante duro en algunas zonas, con rodadas de escavadora, así que había que desterronar y desmenuzar el terreno para dejarlo mullidito. También había bastantes raíces de alfalfa  de más de 50 cm de profundidad y piedras grandes. La alfalfa como todas las leguminosas, a buen seguro que han contribuido a nitrogenar la tierra, pero las piedras grandes pueden provocar deformaciones en las patatas, además de dificultar la recolección, así que las fuimos apartando.

Raiz de alfalfa

Raiz de alfalfa

piedras

De los 200 metros hemos dejado unos 12 surcos a 70 cm de separación entre bancales. Marcamos el espacio entre bancales  con pasadas de biciazada y así facilitar la labor de siembra.

Una vez que está marcado el bancal, abrimos un surco en la mitad del bancal para meter las patatas. Se cubren de estiércol y se tapan con la tierra abierta. Posteriormente, cuando salgan las patatas habrá que ir aporcando ( o sayando como dicen en Cantabria) las plantas con el fin de que los tubérculos que vayan saliendo queden cubiertas de tierra y no verdeen. Aprovecharemos esta labor para eliminar las hierbas adventicias. Otro posibilidad es ir cubriéndolas con paja, si el riego que ponemos es por goteo o aspersión.

La mitad de la siembra la vamos a hacer con patata de simiente ecológica de la variedad desiree (semi tardía) procedente de Saldaña. La otra mitad kenebec procedente de Aguilar de Campoo. Conviene que la simiente que utilicemos sea de un clima más frío que el nuestro (en este caso la montaña palentina) para que la patata seleccionada aguante las heladas tardías.

Los primeros brotes que salieron en enero se los quitamos para que la patata no perdiera vida (si dejamos crecer mucho esos brotes se comen los nutrientes de la patata antes de sembrarla) y ahora en marzo con los nuevos brotes los sembramos.

El terreno ha quedado bastante abonado ya que es un cultivo muy exigente (Solanaceas).

Una vez colocadas las patatas a unos 30-40 cm de distancia, echamos una capita de compost encima y cubrimos de nuevo la tierra y a esperar que las heladas las respeten.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 42 seguidores